viernes, 5 de mayo de 2017

Bailo sola en fiestas infinitas


Me hundo en esta ingrávida sordidez 
 de ser algo tan incompleto e irrelevante 
Algo que cabe perfectamente en la uña 
del dedo meñique de la nada.
Lloro sobre las cosas con mis manos 
Lloro de miedo con la cara entumecida del asco 
que me producen las cosas y la gente que no amo 
Lloro por la pobreza, también por la mala literatura

Bailo sola en fiestas infinitas 
y no entiendo por qué las cosas me conmueven 
y por qué las cosas se llaman cosas y no personas 
o azul 
o muerte 
o algo ridículo como un borracho intentando leerle a otros borrachos 
(que se autodesignan poetas jóvenes)

Y sigo sin entender por qué las cosas se llaman cosas y no 
"amo tus ojos tan amplios y tan verdes, amo tu extraña delgadez y tu blancura"
Y no
no escribo sobre mi
Escribo sobre la chica que vive al lado
Escribo de cuando era joven ahora que tengo 60 años
Escribo de lo que quiero ser cuando sea grande y tenga 15
Escribo de ¿cómo será mi primer beso?
Escribo de ¿cómo será mi vida de casada con hijos?
Cosas así, bastante ficcionales.

viernes, 10 de marzo de 2017

Entonces pudimos recordar









































































Collage/Poema: Daniela Prado 
Sublingual - Blog

Dormir por seis meses con el corazón envuelto en llanto

Dormir por seis meses
con el corazón envuelto en llanto
Nada sirve, ni leer, ni escribir
cuando no se puede amar
Porque al mirarse en el espejo
el vacío te observa a los ojos

La pagina en blanco 
es mi cuerpo
una patria 
fundada en una herida,
la historia que vuelve a ocurrir
cuando se nombra:

Dormir por seis meses
con el corazón envuelto en llanto
nada sirve, ni leer, ni escribir.

Texto Por: Daniela Prado

jueves, 2 de marzo de 2017

Manías Adquiridas

Para Mauricio V. 

Temblabas al verme una bolsita aromática 
de esas estanterías con vendedores pobres 
que cuelgan del sueño o la distracción 
como dijes chinos 

Yo besaba tus manos 
y había robado algunos dulces 
para calmar tu ansiedad

alguna vez robé un libro para Hanna 
ella me recuerda a una porcelana llena de cicatrices por dentro 
y es mi amiga

A veces despierto 
y veo tus ojos tan profundos y grandes en sus pliegues 
parecen planetas dentro de tu rostro, mi niño
he robado tu corazón sin darte cuenta
para morderlo con ternura y abrazarlo.

No sé cómo nombrar esto y que no suene:
Amor
alguna vez lloramos juntos como hermanos que no quieren alejarse
algunas vez nos burlamos de nuestros primeros tatuajes 
del vicio de creernos tan viejos en la juventud
live free, die young, decía 
pero 
odiabas el punk. 

Texto por: Daniela Prado 
Sublingual Blog

miércoles, 1 de marzo de 2017

Todos los lugares son este poema

A Claudio Gajardo, inevitablemente


I

El espacio exterior
se parece a este poema
en el que podemos estar juntos
si lo imagino
y puedo reconstruir conversaciones
en las que nunca hemos estado:

Ver tu cuerpo de niño gris
que parece un diamante de lirios
o sentir tu voz que es un arrullo de sombras
un panteón de heridas amables

II

Pero somos dos extraños bailando en fiestas simultáneas
jugando a estar con otros
y todo se ve en una bola de cristal
que a veces se convierte en una bola de nieve
Y tiemblo
mientras escribo algo
que parece y no
una risa nerviosa
un aquelarre de jóvenes extasiados
y torpes frente al horror,
el vértigo de una palabra:

El amor
que es otra versión de los hechos,
una narración confusa
en la que los cuerpos arden con placer
y pasean por una playa imaginaria
que lleva a la muerte.

III

Entonces imagino
que en este momento
podríamos ir en un auto rojo o azul
mientras huimos de este poema
a otra historia
en la que contemplamos la tarde caer
en un patio soleado:

Tú tocas Costanera en la guitarra
y yo sirvo el té.


Texto por: Daniela Prado 
Sublingual - Blog

jueves, 16 de febrero de 2017

En todo caso yo era demasiado joven
apenas inferior a un dios

Me sentía abrumado

Me hicieron falta años para
aprender a calcular
mi mundo 
a punto de quebrarse




Por: Daniela Prado 

sábado, 21 de enero de 2017

Peces Tropicales









Escribo con el cerebro en mis manos
y el corazón en los ojos
Todo lo que percibo 
se recubre de nostalgia
entonces todo se hace cristalino y frágil

Como esos pequeños peces trasparentes 
que se camuflan con mis lágrimas 
cada vez que me asomo 
al acuario vacío.

Por: Daniela Prado